Así ha ganado Alicia Vikander 5 kg de músculo para ser Lara Croft

Alicia-Vikander

Así ha ganado Alicia Vikander 5 kg de músculo para ser Lara Croft

La actriz Alicia Vikander representará a la famosa Lara Croft en la próxima película de Tomb Raider. Ha tenido que ganar 5 kg de músculo, les explicamos cómo.

Angelina Jolie fue Lara Croft, y ahora le toca el turno a la actriz Alicia Vikander, que será la protagonista de la nueva película que verá la luz en 2018. Según Usa Today, que habló con su entrenador personal Magnus Lygdback (que también entrenará a Gal Gadot para la segunda película de Wonder Woman), ha tenido que ganar más de 5 kg de músculo para el papel.

Lygdback dice que los primeros días de preparación de Vikander implicaron mucho entrenamiento de fuerza, mucha comida y un mínimo de ejercicio cardiovascular. Al principio, el aumento de peso fue complicado para Vikander, quien siempre ha sido delgada, pero Lygdback le aseguró a la actriz que lograría la apariencia correcta de héroe de acción.

Para prepararse para las escenas de lucha, Vikander aprendió a patear y golpear como atletas de artes marciales mixtas (también conocido como MMA). Pero ahí no fue donde terminó el entrenamiento: una variedad de sentadillas, flexiones, lanzamientos de pelota medicinal…todo un reto para la actriz.

Vikander hizo esos ejercicios durante una hora al día durante seis o siete días a la semana antes del rodaje, además de entrenar escalada en roca, natación y habilidades MMA más intensivas, como estrangulamientos y otro tipo de llaves. En varias ocasiones, se tenía que levantar a las 4 de la mañana, ya que no solo tenía que entrenar, también necesitaba el maquillaje adecuado para la película. Según su propio entrenador, “es dura y trabajadora”.

5 comidas al día

Sí, es posible estar en la forma de héroe de acción sin limitarse a pechugas de pollo y verduras. La dieta de Vikander tenía mucha más variedad. ¿Para el desayuno? Tres huevos escalfados. El almuerzo consistió en pescado u otras proteínas, carbohidratos de digestión lenta como patatas o quinoa (además de vegetales). La cena seguía las mismas reglas que el almuerzo. Entre comidas, había refrigerios ricos en proteínas de un tamaño considerable.

Según su propio entrenador, “no es necesario sacrificar la dieta a niveles extremos para conseguir resultados”. Hummus, queso feta…” puedes hacer un duro entrenamiento, y después, disfrutar de la comida”. Además, trabajar abdominales y espalda fue esencial para evitar lesiones a la hora de practicar luchas de MMA.



SÍGUENOS EN FACEBOOK

SÍGUENOS EN TWITTER

También te puede interesar...