Cómo aliviar una nariz congestionada en pocos minutos y sin hacer malabares


foto1

Cómo aliviar una nariz congestionada en pocos minutos y sin hacer malabares

Cuando los tejidos que recubren la nariz se hinchan, nuestra nariz se congestiona y eso nos causa dificultades para respirar. Algunas causas pueden incluir un resfriado fuerte, una gripa o una sinusitis, entre otras. Empezamos a respirar por la boca, recurrimos a descongestionantes o a los bien ponderados “remedios de la abuela”, que suelen servir para aliviar las congestiones nasales al menos temporalmente.



Baños de vapor, sopas calientes o nebulizaciones con menta son algunas de las formas más comunes de buscar alivio. Sin embargo, con este truco tendrás un alivio casi inmediato para la nariz tapada. También sirve para personas con problemas nasales crónicos y fatiga respiratoria.

El truco está en la respiración. El primer paso es respirar normalmente por la nariz: inhala y exhala cómodamente unas cuantas veces. A pesar de que tal vez tengas mucosidades que no te permitan hacerlo con facilidad, trata de realizar este paso.


Cuando te sientas preparado, exhala y tápate la nariz. Tienes que vaciar tus pulmones de aire, si hace falta camina o muévete inclinando tu cuerpo hacia adelante y hacia atrás, de modo que sientas una necesidad de respirar. Esta sensación la sentirás en el pecho, como una especie de “urgencia” por obtener oxígeno. Probablemente dures unos segundos antes de soltar tu nariz. Debes sentir una necesidad de oxígeno que pide tu cuerpo para que funcione correctamente.

En este punto, puedes moverte alrededor, dando pasos o simplemente inclinando el torso hacia los lados. Es importante sentir un apuro por respirar. 


Una vez que hayas liberado la nariz, debes inspirar aire por esta vía únicamente, evitando tomar aire por la boca. Puede ser complicado, ya que si estas muy congestionado puede resultar muy dificultoso. Haz entre 15 y 20 respiraciones o hasta que sientas que tu ritmo respiratorio haya vuelto a la normalidad.


Repite esto unas 3 o 5 veces para sentir que tu nariz esté más liberada durante el resto del día o de la noche.

Cuando haces este ejercicio, en los senos nasales suben los niveles de dióxido de carbono que genera un destape de las vías respiratorias. Esto libera los senos y funciona para todo tipo de bloqueo respiratorio. Sin embargo, debes tener precaución de no descansar en este truco, ya que muchas veces los problemas respiratorios pueden derivar en infecciones o problemas graves de salud. Consulta a un profesional de la salud si tu problema es grave.


Recomendados

La importancia de un desayuno saludable No engañemos a nadie, todos queremos tener un buen estado de salud y un cuerpo atlético. Por esta razón muchos de nosotros buscamos información de cóm...
5 HÁBITOS QUE TE ENVEJECEN Sabemos que no existe la fuente de la juventud pero sí ciertos hábitos o estilos de vida que pueden acelerar el proceso de envejecimiento. Si deseas p...
5 enfermedades con beneficios increíbles... Resulta de lo más difícil creer que una enfermedad puede tener beneficios. El diccionario lo define como una alteración de la salud que puede ser más ...
¿LA RESISTENCIA FÍSICA ESTÁ EN LA MENTE?... Durante siglos, mujeres y hombres intrépidos han desafiado los límites de la resistencia humana en algunos de los eventos deportivos más duros realiza...

SÍGUENOS EN FACEBOOK

SÍGUENOS EN TWITTER

También te puede interesar...