La sauna disminuye el riesgo de muerte por enfermedad cardiovascular

La sauna disminuye el riesgo de muerte por enfermedad cardiovascular

La sauna disminuye el riesgo de muerte por enfermedad cardiovascular

Puede que la sauna sea una de las señas de identidad más reconocibles de Finlandia. En el país escandinavo, prácticamente todos los hogares, ya sean viviendas unifamiliares o comunidades de vecinos, disponen de este equipamiento para su disfrute porque la sauna para los fineses es un acto social en sí mismo que, además, ofrece importantes beneficios para la salud.

Y es que un estudio conjunto entre las universidades del Este de Finlandia y Jyväskylä ha demostrado que el uso regular de la sauna se se asocia con un menor riesgo de muerte por enfermedad cardiovascular (ECV) en hombres y mujeres mayores de 50 años. En concreto, los resultados del estudio, publicados en la revista ‘BMC Medicine’, demuestran que entre las personas que usaban una sauna de cuatro a siete veces a la semana se producen 2,7 eventos CV fatales por 1.000 personas al año, en comparación con 10,1 eventos entre aquellos que la usan una sola vez.

De igual forma, los autores también han demostrado una reducción considerable de casos nuevos de mortalidad por ECV directamente asociada al tiempo de permanencia dentro de la sauna. Para aquellos que pasaron más de 45 minutos por semana en la sauna en total, la incidencia fue de 5,1 por 1.000 personas por año, mientras que fue de 9,6 para los que pasaron menos de 15 minutos por semana en la sauna en total.

“Un hallazgo importante de esta investigación es que el uso más regular de la sauna se asocia con un menor riesgo de muerte por ECV en mujeres de mediana edad a ancianas, así como en hombres. Hay varias razones posibles por las que el uso de la sauna puede disminuir el riesgo de muerte por ECV. Nuestro equipo de investigación ha demostrado en estudios anteriores que el uso elevado de la sauna está asociado con una presión arterial más baja. Además, se sabe que el uso de la sauna activa un aumento en la frecuencia cardíaca igual al observado en el ejercicio físico de intensidad baja a moderada”, explica el doctor Jari Laukkanen, uno de los investigadores principales del estudio.

Reduce el riesgo de hipertensión

La sauna disminuye el riesgo de muerte por enfermedad cardiovascular

Como indica el propio Laukkanen, su equipo ya había demostrado previamente una reducción del riesgo de sufrir hipertensión de hasta un 46 por ciento, teniendo en cuenta aspectos como el índice de masa corporal, el consumo de alcohol, la frecuencia cardíaca en reposo, el tabaquismo, los antecedentes familiares de hipertensión y otras variables. Ese porcentaje se refiere al uso de la sauna entre cuatro y siete veces por semana mientras que el porcentaje se reducía al 24 por ciento si se tomaban dos o tres sesiones a la semana. Ambos datos, siempre en comparación con aquellas personas que solo la usaban una vez a la semana.

Así pues, además de eliminar patógenos y toxinas, prevenir resfriados, combatir el estrés o favorecer la recuperación muscular, ahora sabemos que la sauna disminuye el riesgo de muerte por enfermedad cardiovascular y es sinónimo de una presión arterial más baja. En nuestro país su uso no está tan extendido, pero actualmente la mayoría de gimnasios cuenta con una sauna en sus instalaciones y puede que sea un buen momento para comprobar en primera persona sus beneficios.


SÍGUENOS EN FACEBOOK

SÍGUENOS EN TWITTER

También te puede interesar...