Los científicos de la Música


Los científicos de la Música

Los científicos de la Música

El Cartagena XIII Festival Internacional de Música desarrollará su temática “Armonía celeste” con aliados importantes como los pianistas Angela Hewitt y Vikingur Olafsson, la arpista Gwyneth Wentink, y la orquesta de los English Baroque Soloists, que dirige John Eliot Gardiner.

Dentro de las múltiples versiones que se han grabado en piano de las Variaciones Goldberg, de Bach, la que realizó la pianista canadiense Angela Hewitt es muy llamativa. No es tan famosa como la de Glenn Gould ni tuvo el respaldo mediático de la grabación de Murray Perahia, pero es una interpretación que ha sabido descifrar su estructura, muy cercana a la matemática. En las notas interiores del disco, Hewitt escribe que acaso las variaciones no son 30, sino que “las posibilidades de variaciones dentro de las variaciones son infinitas”.

Angela Hewitt será una de las pianistas presentes en el próximo Cartagena Festival Internacional de Música, que se realizará entre el 4 y el 13 de enero. Su visión de la música como un proceso infinito la hace muy afín a otro artista del teclado que también visitará La Heroica: el joven islandés Vikingur Olafsson. Llama poderosamente la atención que, para las carátulas de los dos discos que ha grabado con el sello Deutsche Grammophon, Olafsson ha elegido imágenes de espejos y prismas: los símbolos visuales de la multiplicación.

Los científicos de la Música

Los científicos de la Música

Más aún, el pianista explica que para él la obra para teclado de Bach es como “un espejo musical que siempre refleja la modernidad”. Su hipótesis es que la música siempre será más contemporánea que clásica, en el sentido de existir de una manera novedosa cada vez que vuelve a ser interpretada. A partir de esta idea, es muy fácil saltar a la física cuántica y su visión de que el tiempo cronológico no existe, sino que todos los compositores (por ejemplo Bach y Philip Glass, que están en sus dos más recientes discos) se abordan desde un constante presente.

Pero no solamente el piano tendrá presencia honorífica en Cartagena. El arpa, un instrumento cuyas cualidades han sido definidas como celestiales, hará su aparición gracias a la intérprete holandesa Gwyneth Wentink. Se trata de una artista capaz de condensar un repertorio que mira tanto al pasado como al futuro: entre sus interpretaciones más radicales está la combinación de arpa y computadora, algo a lo cual no todos los músicos de formación clásica se arriesgan.

Wentink también explora maravillosamente la música del barroco, como lo demuestra el hecho de pertenecer a la orquesta de los English Baroque Soloists, que dirige John Eliot Gardiner. Y ahí tenemos el nombre de otro gigante:

Gardiner se dio a conocer internacionalmente cuando, en los años 90, grabó las nueve sinfonías de Beethoven con instrumentos auténticos del siglo XIX. Aquella versión sigue siendo hoy emblemática y lo llevó a explorar repertorio aún más antiguo. Se fascinó con Johann Sebastian Bach. Grabó todas sus cantatas en un proyecto maratónico e incluso escribió un libro sobre sus impresiones del compositor.

Aquel libro, cuya traducción al español publicó la editorial Acantilado, se llama La música en el castillo del cielo. Una vez más, el arte de los tonos no es una expresión etérea y abstracta, sino que tiene su correspondencia en el mundo de lo científico y medible. Para Gardiner, la música de Bach posee un sentido arquitectónico. A la par con sus interpretaciones expresivas, estamos todo el tiempo haciendo conciencia de una estructura.

Lo que tienen en común todos estos músicos que se presentarán en Cartagena es la comprensión de que la música no existe aislada de un contexto. En la academia, la teoría musical se combinaba con otros saberes. La música, finalmente, termina recogiendo no solo el sentir sino también el saber de su tiempo. La ciencia no se opone a la búsqueda de la belleza, que es uno de los propósitos del arte. La ciencia busca entender la lógica de esa belleza.

Pensar como Angela Hewitt, a partir de una partitura, que la obra propuesta por un compositor es apenas un asomo a todas sus posibilidades, es entender que la música tiene potencialmente propiedades astronómicas. Con seguridad, a muchos los ronda esa idea al escuchar la obra sinfónica Los planetas, de Gustav Holst. Esa música será interpretada por la Philharmonia Orchestra, del Reino Unido, que ha sido elogiada por convertir incluso el repertorio más familiar en una sorpresa.

Y desde el universo de las voces, llama la atención la presencia del conjunto New York Polyphony, que nos brindará el repertorio más antiguo durante la siguiente edición del Festival: su música nos transporta a una época en que se pensaba que la labor de los compositores reflejaba la armonía latente en el cosmos. Una teoría que rastreamos hasta los tiempos de Pitágoras y que se conoce como “la música de las esferas”.

Pablo Amster es un matemático y guitarrista argentino que estará también en el evento, haciendo su aporte desde la charla en el ciclo Conversaciones musicales. En el prólogo de su libro ¡Matemática, maestro! hay una frase que explica todo el sentido con que abordarán la música los geniales invitados a Cartagena durante enero de 2019.

“Si, como dijo Galileo, el universo está escrito en el lenguaje de la matemática, entonces uno de sus dialectos favoritos es la música… Pero, ¿cómo puede ser que el vehículo de las emociones pueda reducirse a una notación fría y calculadora? Tal vez el secreto esté en considerar que no se reduce, sino que se explica, se entiende para, en el fondo, disfrutarla más”.


Recomendados

Cirugías al son de la música: un controv... La mayoría de cirugías en el mundo se realizan con el equipo sanitario escuchando música de los más variados estilos. Pero, ¿ayuda a la concentración ...
La tecnología, ¿influye en cómo nos dive... La tecnología no deja de evolucionar a un ritmo increíble y el mundo cada vez está más interconectado. Siguiendo esta pauta es que vamos a ver cinco m...
El primer estudio de música electrónica ... Un estudio creado en Alemania con el fin de poder desarrollar nuevos sonidos y que de alguna manera, llevó a que surgieran los pioneros de la música e...
Música 8D: la explicación de la nueva ob... Le puede haber llegado por Whatsapp. Quizá se lo cruzó en Twitter. Usuarios enloquecidos con una nueva tecnología que permite escuchar música "con el ...

SÍGUENOS EN FACEBOOK

SÍGUENOS EN TWITTER

También te puede interesar...