La evolución de la tecnología fitness


La-evolucion-de-la-tecnologia-fitness-01

La evolución de la tecnología fitness

La tecnología y el ejercicio siempre han tenido una relación simbiótica. Desde que el “padrino del fitness” Jack LaLanne lanzó sus máquinas para el ejercicio de la resistencia en la década del 50, el movimiento fitness de los Estados Unidos ha evolucionado para incluir los populares videos de Jane Fonda de los ochenta, el Tae Bo de Billy Blanks en los años noventa y el método Pilates a principios de 2000.

Hoy, las populares rutinas de resistencia, estiramiento y entrenamiento cruzado se suelen medir mediante dispositivos de monitoreo por medio de tecnologías vestibles (wearables), tales como las pulseras fitness y los relojes inteligentes.

La-evolucion-de-la-tecnologia-fitness-02

“En algunos casos, como con el calzado para trotar y correr, el fitness había llegado antes que la tecnología, por lo que impulsó la innovación”, afirmó Shelly McKenzie, historiadora y autora de Getting Physical: The Rise of Fitness Culture in America.

“En otros casos, sucedió al revés: la tecnología, como el video y los reproductores de música portátiles, fue una herramienta que las personas utilizaron de diferentes maneras”, continuó.

El ejercicio en la pantalla chica

Así como la tecnología de las pantallas ha avanzado, desde la televisión y la videograbadora hasta los videojuegos y la transmision de videos en tiempo real, también han avanzado las formas en que los expertos en fitness se conectan con los espectadores.

La-evolucion-de-la-tecnologia-fitness-03

Tomar jugos, ir al gimnasio y hacer ejercicio en casa son actividades que comenzaron gracias a Jack LaLanne, que lanzó su primer “centro de físicoculturismo” y el programa de TV sobre fitness en la década de los 50’s.

“La gente pensó que era un charlatán y un loco”, dijo el difunto experto en fitness, de acuerdo con JackLaLanne.com. “Los médicos estaban en mi contra; decían que levantar pesas haría que las personas sufrieran ataques cardíacos y perdieran el deseo sexual”.

De todas formas, las rutinas de LaLanne se pusieron de moda y, desde ese momento, muchos otros gurús del fitness han atraído a las audiencias con sus estilos y rutinas de ejercicio. El programa de ejercicios Jazzercise de Judi Sheppard Missett le debe su animada popularidad a la televisión. Fue el lanzamiento del primer video de rutina de ejercicios de Jane Fonda, en 1982, lo que ayudó a que las videograbadoras se convirtieran en la nueva tecnología que no podía faltar en todos los hogares.

“En ese momento, los gimnasios eran lugares muy elegantes, cromados, típicos de una ciudad grande”, dijo McKenzie. “No estaban en el medio del campo. Así que si alguien quería hacer ejercicio y en su pueblo no había ningún gimnasio, los videos se convertían en una alternativa”.

Aunque puede que los mejores años de los VHS y los DVD hayan quedado atrás, el acto de compartir el fitness se mantiene vivo a través de la transmisión de videos en vivo, ya sean las rutinas de ejercicio por suscripción de la entrenadora Tracy Anderson o las clases gratuitas de ejercicios de barra que se pueden encontrar en YouTube.

Y no es solo mirar pasivamente. El “exergaming”, o videojuegos para ejercitarse, irrumpió por primera vez en 1999 con Dance Dance Revolution y llegó a su punto culminante a fines de 2007 con el Wii Fit de Nintendo. Cinco años después, las ventas del equipamiento para “exergaming” establecieron un récord mundial Guinness con más de 23 millones de dispositivos vendidos.

La-evolucion-de-la-tecnologia-fitness-04

Hoy, los entrenadores pueden interactuar con sus clientes en tiempo real a través de clases individuales o grupales por medios virtuales como Skype o FaceTime y de otros sitios de fitness como Wello y EMG Live Fitness. Exos, una compañía que diseña programas de salud y desempeño para atletas profesionales y amateur, empleados de empresas de gran tamaño y la milicia, también utiliza videos de entrenamiento en línea y dispositivos para monitorear la actividad de cada persona para así ayudarlas a llegar al siguiente nivel de fitness.

El ascenso de las máquinas

Ya en los años 50, Jack LaLanne creó máquinas para el ejercicio de la resistencia: se le adjudica la invención de la máquina Smith, utilizada para ejercicios de levantamiento de pesas, como las sentadillas. Pero el entrenamiento con pesas no logró captar la atracción masiva hasta que Arthur Jones introdujo su primera máquina Nautilus, el Blue Monster, en 1970.

La-evolucion-de-la-tecnologia-fitness-05

Sus máquinas utilizaban poleas, o levas, para ofrecer resistencia a los músculos en todo el rango de movimiento de un ejercicio: una idea revolucionaria para ese momento. Para Jones, estas levas en forma de espiral se asimilaban al caparazón de un nautilo.

“El levantamiento de pesas era un poco intimidante antes de Nautilus. Uno tenía que saber bien lo que estaba haciendo”, explicó McKenzie. “La gente ahora podía entrar a un gimnasio y hacer un circuito de levantamiento de pesas sin tener ningún conocimiento previo del tema”.

Con la llegada de equipamiento especializado, afirmó, el gimnasio se convirtió en el destino de fitness preferido, y las membresías en lugares como Gold’s Gym (actualmente una cadena internacional de centros de fitness) se volvió cada vez más popular.

La gente comenzó a hacer ejercicio en el contexto de un club, dijo Jonathan Black, autor de Making the American Body. “El fitness tuvo un gran impulso cuando se convirtió en una actividad social”, declaró.

Aunque las tendencias en el gimnasio han vuelto a los orígenes con los ejercicios de peso libre y a las modalidades de entrenamiento funcional como el CrossFit, los centros de fitness de hoy todavía presumen cintas, bicicletas fijas y otros equipos como la elíptica Precor (lanzada en 1995). La elíptica le permitió a las personas disfrutar de los beneficios cardiovasculares de correr sin sentir el impacto en las articulaciones, lo que eventualmente condujo a la existencia de máquinas de Pilates que aíslan los movimientos y ayudan a la alineación corporal.

Las tecnologías vestibles (wearables) hacen al atleta

Las actividades físicas existían antes de las zapatillas con suela de goma y las telas técnicas especializadas, pero estas innovaciones hicieron que esas actividades fueran mucho más cómodas. Más tarde, usar materiales ajustados al cuerpo se puso de moda, con marcas como Lululemon abogando por la ropa que se amolda al cuerpo y que puede ser usada durante todo el día, incluso cuando los que la usan no tienen intenciones de ir al gimnasio.

La-evolucion-de-la-tecnologia-fitness-06

“La ropa para hacer ejercicio se volvió significativa porque si uno usaba esas prendas fuera del gimnasio, demostraba que acababa de hacer ejercicio o estaba por hacerlo”, explicó McKenzie.

Este tampoco es un fenómeno totalmente nuevo. El fundador de Nike, Bill Bowerman, llevó el calzado para correr de la pista a lo convencional con las ahora icónicas zapatillas Cortez. Jane Fonda popularizó el spandex, una fibra sintética única que es entretejida con algodón o poliéster para crear una tela cómoda, de buen soporte y que absorbe el sudor para luego dejar que se evapore.

Under Armour, empresa que confecciona “activewear”, algo así como ropa deportiva a la moda, construyó su imperio a base de telas que absorben la humedad, las cuales se remontan a 1986, año en que apareció Coolmax, el primer material sintético diseñado para disipar la transpiración mientras la persona se mantiene seca y fresca.

La tecnología actual de la ropa del fitness ha dado un paso más, utilizando sensores cosidos a la tela de calcetines y calzado que permiten registrar la distancia recorrida y el ritmo. También podemos encontrar camisetas que miden el ritmo cardíaco y la respiración, mangas de compresión para las pantorillas de BSX Insight que determinan el umbral de ácido láctico para optimizar las rutinas de ejercicio, y los pantalones para hacer yoga que ayudan a perfeccionar la alineación corporal.

La digitalización del desempeño

La posibilidad de medición siempre ha sido un importante activo para el ejercicio; después de todo, los objetivos del fitness suelen ser cuantificables: calorías quemadas, peso perdido, distancia recorrida o ritmo cardíaco alcanzado. Poder visualizar y registrar esta información supone una gran atracción tanto para la motivación como para llevar un control.

La-evolucion-de-la-tecnologia-fitness-07

Se podría decir que esta tendencia a cuantificar en el fitness comenzó en los años 60 con la invención del podómetro moderno, diseñado para monitorear los 10 000 pasos diarios de una persona. Esta tecnología evolucionó hacia accesorios innovadores de vestir y que hicieron uso del GPS para monitorear carreras y de pulseras de fitness que controlan la biometría.

El reloj inteligente Basis Peak, por ejemplo, utiliza pequeños sensores integrados para monitorear el ritmo cardíaco, el movimiento, la transpiración, la temperatura de la piel y los patrones del sueño; detecta automáticamente si quien lo usa está caminando, corriendo, andando en bicicleta o durmiendo, incluidas las etapas del sueño; incluso controla la música para que la persona no tenga que interrumpir el ejercicio para tomar su smartphone.

Estos accesorios que monitorean la actividad física pueden aportar una poderosa sensación de logro, de acuerdo con Itai Vonshak, director general de innovación en accesorios para la muñeca en el Nuevo Grupo Tecnológico (“New Technology Group”) de Intel, entre los cuales se encuentra el reloj inteligente BASIS.

“Hay un viejo dicho que dice que uno no puede mejorar lo que uno no mide”, declaró. “Ahora podemos medir todo lo que queramos”.

Pueden pasar meses entre que una persona comienza un nuevo plan de fitness y el momento en el que empieza a sentirse y verse mejor, por lo que poder ver datos que midan el esfuerzo diario resulta muy valioso.

“La retroalimentacón (feedback) digital nos da una sensación de realización. Cuando formamos nuevos hábitos, acortar el circuito de la retroalimentación crea un círculo virtuoso de acción y recompensa”, explicó Vonshak.

La-evolucion-de-la-tecnologia-fitness-08

A medida que estas tecnologías de monitoreo evolucionen, tendrán que ayudar a las personas no solo a recolectar información, sino también a proporcionarle a los fanáticos del fitness una percepción factible y fácil de entender para una mejora continua. Este podría ser el mayor desafío a nivel de salud y de fitness para esta década.

“Todos estos productos realmente deberían servirte para alcanzar la plenitud en tu vida”, dijo Vonshak.

“No se trata solamente de medir tus pasos y horas de sueño. Se trata de ayudarte a que cambies tus hábitos, para que seas más saludable y más feliz. La tecnología vestible se convertirá en algo indispensable cuando les de a las personas una sensación de responsabilidad y refuerzo positivo por hacer las cosas bien”.

Fuente: iq.intel.la


Recomendados

Inteligencia artificial para luchar cont... Según la Organización Mundial de la Salud, Europa registra un cuarto de todos los casos de cáncer del planeta. Cada año, se calcula que se producen 3,...
Cómo afecta la tecnología a los niños, ¡... Los niños y los menores buscan la seguridad que les falta dentro de sí mismos en las tecnologías, por eso los jóvenes son más vulnerables, aunque no l...
5 maneras en que la tecnología está modi... Salud e innovación siempre han ido de la mano, pero la próxima década puede significar una revolución en el sector que cuida de los seres humanos. Vea...
Las prótesis de alta tecnología para mas... Nuevas tecnologías como las prótesis impresas en 3D han ayudado a personas discapacitadas en todo el mundo. En la actualidad, la ortésica para animale...

SÍGUENOS EN FACEBOOK

SÍGUENOS EN TWITTER

También te puede interesar...